La decisión de los Senadores del PJ que causo impacto en la Casa Gris

La de este jueves 19 de noviembre será otra tarde que quedará marcada en la disputa interna del Partido Justicialista gobernante. Es que en un acuerdo exprés entre las Cámaras de Diputados y Senadores decidieron avanzar en la sanción de dos leyes de impacto para el Gobierno, una que cambia el régimen de incompatibilidades en los organismos del sistema penal y la otra de control de gastos reservados.

En primer turno el Senado avanzo con una ley marco de controles sobre los llamados “gastos reservados” en materia de Seguridad e investigaciones a cargo de efectivos policiales, así como de los fiscales que integran el Ministerio Público de la Acusación. Luego se le daría sanción definitiva en la Cámara de Diputados.

Asimismo, se dio sanción definitiva a las modificaciones de los artículos 45, 51 y 57 de la Ley 13.013 y los artículos 14, 15, 17 y 20 de la Ley 13.459 (Organismo de Investigación del MPA).

El dato clave de la tarde paso por la decisión partida del bloque del PJ, que acompaño la iniciativa con ocho votos de doce. Alcides Calvo (Castellanos), Marcos Castelló (La Capital), Ricardo Kaufmann (Garay) y Marcelo Lewandowski (Rosario), fueron quienes se abstuvieron de votar el proyecto.

Con la firma de los jefes de los tres bloques al Proyecto de Ley, el Senado altero el orden de la sesión para acelerar los tiempos y darle media sanción, así lo definiría Diputados.

Ingresado para darle tratamiento sobre tablas y la Cámara constituida en comisión, el texto tuvo 15 votos afirmativos, 4 abstenciones, con la totalidad de los legisladores en sus bancas, tantos presenciales como virtuales.

El expediente que considera como “reservados o especiales” los gastos necesarios para la realización de investigaciones criminales complejas que no puedan ser financiadas con gastos ordinarios o que se encuentran vinculados con la preservación de la vida o integridad física de personas relacionadas a dichas investigaciones, pasó de inmediato a Diputados para que sea ley, donde se opuso el bloque en minoría del Justicialismo, así como el de Igualdad. Allí no hubo sorpresas y contó con el respaldo de la mayoría que corresponde al Frente Progresista, Cívico y Social, cuyas autoridades ya había coordinado su labor con la Cámara de origen.

Fue un mazazo para el Gobernador Omar Perotti y sus principales colaboradores. No se esperaban el tratamiento de estos temas. Según le informaron desde la Casa Gris a este medio ningún senador, ni tampoco la vicegobernadora Alejandra Rodenas, advirtieron sobre lo que iba a ocurrir.

Indudablemente que esto marca un nuevo quiebre en la relación política del Ejecutivo y los legisladores del oficialismo. Aunque todos sabes cuál es la piedra en el zapato, Marcelo Saín.

La mayoría de los Senadores oficialistas no perdona los múltiples desplantes, desprecios, denuncias y operaciones del Ministro de Seguridad, hacía con ellos.

Otro punto significativo es que en esta oportunidad el quiebre del bloque del PJ en el Senado no fue en partes iguales, sino que otros dos representantes territoriales se cruzaron al bando de los incomodos para el Gobierno, Cristina Berra (San Martin) y Eduardo Rosconi (Caseros)

El equipo de Gobierno de Perotti, discutía por estas horas, cuales iban a ser los pasos a seguir y el mensaje que se bajaría. Por otra parte, sobrevolaba el rumor que el Ministro de Seguridad Marcelo Saín, renunciaría en las próximas horas.

Esta vez, en el justicialismo no hubo dos partes con los mismos votos (6 a 6 como hasta ahora) sino que fueron ocho de los doce senadores los que optaron por apoyar la iniciativa, luego de algunas dudas.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *